Consejos para desatascar una tubería

El atascamiento de tuberías es uno de los inconvenientes más comunes en el hogar. Sin embargo, si aplicáis los siguientes consejos, no necesitaréis llamar a un fontanero Alcala y ahorrarte una lana en el proceso. Una de las herramientas más útiles con la que podéis contar es el siempre confiable desatascador de goma, el cual podéis comprar en todas las ferreterías y supermercados.

 

Para usar esta herramienta, debéis abrir la llave del grifo de fregadero y esperar a que se llene unos 5 centímetros, luego colocáis el desatascador en la boca del desagüe hasta que selle y tiráis del desatascador de arriba a abajo hasta que salga el objeto responsable del atascamiento.

 

Existe otro método en caso de que éste falle, el consiste en que conectáis un extremo de la manguera al grifo de agua y empujáis la manguera hasta el desagüe, luego abres el grifo de agua, tratando de que se acumule la presión dentro del desagüe para que termine empujando el tapón.

 

Si el problema de atascamiento en el retrete, un truco un ortodoxo es atar una toalla vieja al extremo de una escoba, para luego meterla el retrete lo más profunda posible y empujar de arriba a abajo hasta desatascar la tubería.

 

Un viejo truco es el de verter 4 cucharadas de bicarbonato de sodio seguido de medio vaso de vinagre blanco, los cuales podéis adquirir en cualquier droguería o supermercado. Esta combinación ayuda a arrancar y disolver la grasa y mugre que esté atascado en vuestra tubería.

 

Si esto no funciona, podéis verter una olla de agua hirviendo mezclada con sosa cáustica. Pero debéis tener cuidado, siempre debéis manipular esta mezcla con guantes de hule y mascarilla, ya q esta mezcla es muy abrasiva y despiden cases muy nocivos para vuestra salud.

Consejos para evitar un atascamiento de tuberías

Una vez que se desatasquen vuestras tuberías y queréis mantenerlas de ese modo, os regalaremos otro par de consejos para que vuestras tuberías siempre estén a tope y no volváis a sufrir de esos horrendos atascos una vez más. Una de las cosas de las cuales debéis estar muy pendiente es de no botar los desperdicios de alimentos por el desagüe, siempre hacedlo en un recipiente aparte, ya que estos son los principales atascamientos de fregaderos.

 

También os recomendamos que por lo menos 2 veces al mes, desmontéis el sifón para limpiarlo y quitar los restos que estén atascados dentro antes de que se tape completamente. Además podéis usar el truco de verter bicarbonato más vinagre, seguido de agua hirviendo para mantener siempre tus tuberías libres de grasa y mugre.

 

Esperamos que con estos consejos vuestras cañerías no se sigan tapando, pero en caso de no ser así, es mejor que llames a un fontanero profesional. Si queréis contratar a alguno de buena calidad a buen precio, os invitamos a que nos contactéis y nos sigáis por vuestras redes sociales y que nos dejéis en los comentarios vuestras preguntas e inquietudes, para que podamos responderlas lo antes posibles.