LIMPIEZA DE FOSA SÉPTICA EN COMUNIDADES DE VECINOS

¿Quieres saber cómo se realiza la limpieza de una fosa séptica en comunidades de vecinos? No te pierdas este artículo, sigue leyendo.

Las fosas sépticas tienen como objetivo filtrar las aguas sucias para verterlas a continuación en el sistema de canalización o alcantarillado de depuración de aguas. Por este motivo es imprescindible contar con una buena instalación, y un funcionamiento correcto, y para ello es necesario que su mantenimiento y limpieza sean periódicos y bien hechos. Por este motivo es necesario contar con profesionales del sector de desatascos y fontanería, con maquinaria, herramientas, y experiencia necesaria.

El tratamiento de aguas sucias es necesario para evitar contaminaciones en el medio ambiente, evitar enfermedades, malos olores, y alteraciones en el ecosistema. Es necesario seguir la legislación vigente sobre este tema en todo momento.

Las fosas sépticas son más comunes en casas o chalet ubicados a las afueras, en pueblos, o en lugares de difícil acceso a los que no llegan las instalaciones o redes de alcantarillado oficiales, pero también las encontramos en algunas comunidades de vecinos, y éstas, deben tener un mantenimiento y tratamiento mucho más medido por conllevar cantidades mayores que un chalet o una vivienda unifamiliar.

Esta labor de mantenimiento y limpieza de fosa séptica es necesario que sea realizado por profesionales del sector de fontanería y desatascos, y la elección del profesional es lo primero.

¿Cómo se limpia un pozo séptico?

Lo más importante es saber, y ser conscientes, de que es necesario un mantenimiento periódico de nuestra fosa séptica. Su periodicidad dependerá del volumen y utilización de nuestra fosa séptica.

Es necesario realizar un vaciado de nuestra fosa séptica de manera periódica igualmente, para sacar todo los lodos que se van acumulando y conseguir eliminar la capa de grasa que se va creando. Esta tarea debe realizarse con mucha precisión. Lo ideal es extraer el 80% de los lodos cuando estos lleguen a ocupar la mitad de nuestra fosa séptica, ya que siempre es mejor dejar una parte del lodo para que el proceso no tenga que comenzar desde cero.

La apertura del pozo séptico es necesario realizarla con mucho cuidado, y solo debe abrirla un profesional, ya que puede ser peligroso por la toxicidad de los gases que emite su interior. Estos gases llevan metano, por lo que puede ser inflamable, y será preciso tener cuidado con cualquier descuido que pueda prender, como por ejemplo un cigarrillo encendido.

La limpieza de la fosa séptica se hará mediante la extracción del lodo, siempre de forma superficial, las capas de arriba, y nunca aspirando directamente el fondo de la fosa séptica. Esta aspiración se realiza mediante una bomba aspiradora, que debe realizar un profesional de desatascos para prevenir accidentes y garantizar que se haga correctamente.

Una vez extraído, se limpiarán los filtros mediante agua a presión y se añadirá un activador bacteriano para ayudar con el proceso de descomposición en el interior de la fosa séptica.

El cierre de la fosa séptica debe ser totalmente hermético al finalizar el vaciado o la limpieza de la fosa séptica, prestando mucha atención al cerrar, ya que es necesario que se cierre de forma correcta para que la fosa séptica siga funcionando correctamente.

La limpieza de la fosa séptica no es algo que pueda realizar cualquier persona, es una tarea delicada, que necesita experiencia, conocer los peligros que conlleva, contar con las herramientas o maquinarias adecuadas, y con los conocimientos necesarios para realizarlos. Por este motivo, cuenta siempre con profesionales como desatrancos Alcala para realizar la limpieza de tu fosa séptica.